Últimos Posts

05 septiembre 2007

No llores por mí Huracán

Enojado con temas estructurales y políticos del club, el Turco dio un portazo irreversible. Ni los insistentes llamados de los jugadores hasta ayer a la noche pudieron convencerlo.


Fuente:

CRISTIAN DEFEO

Por qué? Algunos enérgicos, otros tranquilos; algunos enojados, otros comprensivos. Pero por qué fue la pregunta que más sonó ayer desde la mañana hasta la noche en el entorno huracanense y la que unificó sentimientos. Antonio Mohamed renunció. El Turco se fue de Huracán y los dirigentes, con Babington a la cabeza, y los jugadores, con Ubeda como representante, intentaron convencerlo. "El no ya lo tenemos asegurado", había dicho por la tarde el presidente. Tan asegurado estaba que ni hizo falta el viaje que hoy estaba previsto al country Abril, en Hudson -donde vive la familia Mohamed- en un último intento por hacerlo cambiar de opinión y rever la decisión. Primero fue un llamado de Claudio Ubeda al Turco; después hubo otros con la misma tónica -y más interlocutores del plantel- a Gustavo Lema, ayudante del DT. "Ya está muchachos, no insistan: no hay vuelta atrás", fue la respuesta angustiada pero firme. Una pared imposible de derribar para los jugadores del Globo, quienes se quedaron sin su médula.
¿Por qué? Desde hace rato, el Turco está molesto/enojado con situaciones que tienen que ver con la organización. Admite una mejoría con respecto a otros años (en la entrevista publicada por Olé el sábado, Mohamed reconoció que en su primera etapa como técnico puso plata de su bolsillo para paliar necesidades urgentes de sus jugadores), aunque hay cosas que lo tenían mal desde lo estructural, como el pésimo estado del campo del Ducó y de la cancha principal de La Quemita, lugar de entrenamiento. Justamente, en ese predio un par de veces los jugadores se bañaron con agua fría (algunos atribuyeron a esto el resfrío de Nieto antes del partido de la segunda fecha contra Lanús) y en ocasiones faltaron elementos básicos para practicar. "El tema es que en Huracán no hay pelotas", bromeó Mohamed durante esa charla con Olé, cuando se le comentó que no se había podido conseguir un balón para la producción de fotos.
¿Por qué? No sólo las incomodidades de su plantel y su tensa relación con Babington le ponían los pelos de punta; también el clima "de puterío político", según su definición, que vive Huracán. "Es difícil seguir así, va a ser mejor que venga alguien que no sepa nada de la política del club. Acá hablan los que están, los que no están, y todo recae en Mohamed", dijo, deslizando lo que habría sido la gota que rebasó el vaso: que se lo haya vinculado con el grupo empresario que compró a Larrivey. "Cómo puede ser que un ex dirigente diga que estoy en eso", se quejó el Turco en su intimidad, donde también aludió a presiones de su familia que "está demasiado pendiente de lo que ocurre en Huracán". Y él no quiere que sea así. En principio se descarta que su renuncia esté relacionada con la sucesión de Tocalli en los juveniles de la AFA, cuyo contrato vence en diez días.
¿Por qué? "En la semana le dije que podría irse cuando quisiera, pero no imaginé que sería ahora: no me parece el momento", contó ayer Babington, quien llegó a La Quemita alertado por Manolo Corrado, representante de Mohamed, de que "Tony le quería hablar". Y Tony, que es Antonio, dijo adiós. Y el Turco, que es Mohamed, hizo público su renunciamiento porque "es lo mejor para el club". No llores por él, Huracán.

2 comentarios:

Flavio dijo...

Hace tanto que se estaba hablando de que Menotti iba a poner un pie en la institucion mediante un grupo inversor muy importante, y hace tanto que se rumoreaba que el Turco iba a dirigir el juvenil. Ojala que todo esto no sea producto del corporativismo huracanense que siempre reina en el club. Tengo expreso conocimiento que hay una mano que busca dinero. ¿Por que siempre tenemos que lidiar con esto? ¿Por que huracan sufre siempre los mismos tropezones?. Ojala las certezas y los comentarios que me llegaron no sean la realidad y que el Turco se haya ido realmente por un desacuerdo y no por algun acto de "minisabotaje" de parte de una porcion de la CD.

Stubbins dijo...

Pues la marcha de Mohamed, no es ni mucho menos una grata noticia. Un tio que con gran modestia ha conseguido éxitos con el Globo, no merece salir por la puerta de atrás.

Tan solo queda agradecerle sus servicios y espero que nunca se le cierre la puerta del club.

Saludos desde Catalunya.