Últimos Posts

21 junio 2007

DESDE EL ALMA

Fuente
Semanario Quemero









Y sí... así somos los Quemeros, pasamos de la desazón a la esperanza en un abrir y cerrar de ojos, pero cómo no ilusionarse si el Globo jugó estos 90 minutos como si fuese la final del mundo. Como dijimos, contra todo y contra todos. Contra un campo de juego imposible de describir, contra el cansancio y la bronca por lo vivido en San Juan, contra los mendocinos, un muy buen equipo de fútbol que se tomó sus días de descanso para enfrentar este partido, contra "trenzas", "transas" y "roscas". Contra todo eso, el equipo y los miles de Quemeros que nos empapamos en la noche de Patricios, pusimos el alma, como corresponde y viajaremos a Mendoza con una pequeña diferencia que ilusiona. Los goles: Coyette en el primero y Larrivey apenas comenzado el segundo tiempo. Difícil elegir una figura, porque todos entregaron todo

Como bien dice el título de este comentario, se vivió un partido desde el alma. Desde el alma de la multitud de fieles que el martes copamos las calles aledañas al Palacio, en una muestra de apoyo a los jugadores pocas veces vista. Desde el alma del Turco, futbolísticamente herida de gravedad. Desde el alma de todo el mundo del fútbol que se sintió un poco ultrajado después del bochorno del último sábado. Y, fundamentalmente, desde el alma de los jugadores que entendieron que estaban jugando una FINAL, con todas las letras.

El “deterioradísimo” campo de juego nos dejaba prever un partido áspero, trabado, repleto de errores por parte de los jugadores. Parcialmente, teníamos razón: Godoy Cruz fue un equipo áspero (demasiado, quizás), limitado, impotente y repleto de errores. ¿Por el lado de Huracán? Para sorpresa de muchos (de todos…) fue un equipo 100% sólido, luchador, pero sobre todas las cosas, claro y concentrado. Y esa, fue la principal diferencia entre los equipos. Por un lado, la visita que vino “a ver que pasaba”; por el otro, el Globo que salió a comérselo crudo al Expreso Tombino. Y cuando decimos “comérselo crudo”, lo decimos casi en forma literal. Huracán desde el minuto 0 apretó en todos los sectores de la cancha, llegando a marcar entre 2 y 3 jugadores a cada rival, por lo que la ecuación se hizo obvia: Huracán además de ser amplio dominador del juego, controló la tenencia del balón en un 80% del tiempo disputado.

El primer tiempo comenzó con un Godoy Cruz expectante de lo que podía llegar a proponer Huracán, tratando de llevar todos los ataques hacia la banda derecha, confiando en la velocidad y la habilidad de Enzo Pérez. Sin embargo, chocaba una y otra vez contra un incansable Poggi, como así también contra Cristian Diaz, que a medida que avanzaban los minutos lograba afianzarse más y más. Llamativamente pocas veces los mendocinos intentaron doblegar la defensa Quemera ingresando por la izquierda del ataque, donde el andar cansino y cansador de Sanchez Prette parecía abrirle espacios a la visita, y especialmente a Diego Villar. ¿Los temibles Poy y Arzuaga? No… yo tampoco los vi en Parque Patricios.

Pero la inoperancia ofensiva de Godoy Cruz tuvo un principal “culpable”: sin dudas, el mediocampo defensivo del Globo y su defensa, jugaron uno de los mejores partidos de la temporada. Las camisetas blancas quemeras con el correr de los minutos se tornaban grises, producto de una mezcla de barro, agua, pero sobre todo, mucha transpiración. Y ya que hacemos mención a las casacas quemeras, otra muestra de lo que fue el partido es ver el buzo de Leo Diaz: un impecable rojo oscuro, con el número blanco estampado en la espalda, que no vio la necesidad de revolcarse por el barro del campo de juego. Soy algo memorioso… pero no logro recordar al menos una jugada de riesgo a favor de la visita.

Como dijimos en un comienzo, totalmente distinta fue la actitud de “los nuestros”. Mordiendo en cada sector de la cancha, haciendo circular el balón de un lado al otro, abriendo espacios frente a una endeble defensa tombina. Goltz muy firme como siempre, prácticamente sin errores (exceptuando un rechazo al lateral, innecesario), Úbeda con la seguridad y la firmeza a la que nos tiene acostumbrados, y Cristian Diaz luchando todas las pelotas como si fuesen las últimas de su vida. Sanchez Prette por derecha aportando como siempre en el juego, pero desconcentrado a la hora de retomar la marca (Cristian… ¡esto es una FINAL!), Cellay parado como mediocampista central, una función que cada vez cumple mejor (roba la pelota y se la entrega al compañero mejor ubicado), Hugo Barrientos (ya cansa y hasta aburre decirlo, pero nuevamente fue la gran figura del encuentro… ¿cuánto valdrá su pase?) jugando un poco más adelantado que Cellay, robando, metiendo, gambeteando, tocando en corto, metiendo pases en profundidad, cambiando de frente. Por izquierda, repetimos, Poggi cumplió una enorme labor en la marca, y estuvo “picante” con la pelota en sus pies. Coyette encarando siempre para adelante, muy sacrificado en la marca, pero sin ese “punch” que lo convirtió en indispensable en su anterior etapa en Huracán. Milano buscando siempre a los marcadores laterales (tanto el izquierdo como el derecho) que mostraban enormes flaquezas, movedizo y eléctrico. Larrivey haciendo lo que más sabe: aguantando la pelota fuera del área, abriendo la cancha buscando al jugador ofensivo más suelto, y exigiendo a una defensa rival que no hacía pie en el lodazal.

Así las cosas, se caía de maduro que el Globo no tardaría en convertir, suceso que se dio a los 19 minutos de la primera etapa, cuando tras un corner y una serie de rebotes, Coyette (si, el de los goles importantes) se arrojó con los pies hacia delante, e impactó la pelota entrando al área menor, batiendo de esta manera la resistencia del buen arquero Torrico, quien ya nos había sacado algunos “goooo… uuuh” de la boca tras cabezazos de Goltz y Milano. Huracán en lugar de replegarse y cuidar la diferencia (evidentemente los muchachos aprendieron que en una final, un gol de diferencia es poco), siguió manejando los hilos y los tiempos del encuentro. Sin embargo, las situaciones de gol no abundaban y de esta manera caía el telón del primer acto. No sorprendió a nadie la lluvia de aplausos que invadió la noche del Ducó.

Para el segundo tiempo, Llop intentó cambiar las cosas en ofensiva haciendo entrar a Osvaldo Noe Miranda por el “desaparecido en acción” Martin Arzuaga. El cambio no le sirvió de nada al Tomba, porque Miranda jugó casi tan mal como su compañero colombiano. Huracán por su parte, siguió jugando y presionando en todo el campo de juego de la misma forma que en el primer tiempo, y “de movida” a los 2 minutos, consiguió ampliar el marcador: corner de Sanchez Prette, Goltz peina la pelota en el primer palo, y JoaquínLarrivey (Larri, hacele caso a Tonelotto… seguí participando, pero en el Cagliari) de palomita vence nuevamente la portería defendida por Torrico.

A partir del 2do gol del Globo, el conjunto mendocino trató de adueñarse de la pelota, pero las pocas veces que la consiguió, no supo qué hacer con ella, por lo que sus intentos de ataque murieron indefectiblemente en los pies de Barrientos y Cellay. Huracán siguió toqueteando en mitad de cancha, hasta que a los 16 minutos el Chavo Pinto, posiblemente por impotencia, “acomodó” desde atrás a Sánchez Prette y se fue automáticamente expulsado por doble amonestación. A pesar de lo que todos suponíamos, Cellay pasó a jugar de lateral derecho, conformando una línea de 4 que si bien le otorgó total seguridad en el fondo, le regaló la pelota al Tomba, apostando por una contra que nunca llegó (indudablemente, por la falta de un lanzador en mitad de cancha). Los minutos se sucedieron, los mendocinos siguieron demostrando impotencia e incapacidad para arrinconar al Globo contra su arco, Huracán se fue conformando con la diferencia de 2 goles, y viajará el domingo a Mendoza nuevamente con la ilusión por el techo.

¿Qué puede pasar el domingo en el Malvinas Argentinas? Muchísimas cosas son probables, pero lo que podemos asegurar, es que independientemente del resultado, si Huracán al igual que hoy juega con el alma, los jugadores se retirarán ovacionados del campo de juego. Gracias por esta alegría… sólo les pedimos una más.

ACLARACIÓN: El árbitro fue Pablo Lunatti. ¿Vio Giménez que se puede pasar desapercibido siendo referee en un partido de fútbol profesional?

Síntesis:
Huracán: 2
Leonardo Díaz; Paolo Goltz, Claudio Ubeda, Christian Cellay; Cristian Sánchez Prette, Hugo Barrientos, Federico Poggi, Cristian Díaz; Walter Coyette; Mauro Milano y Joaquín Larrivey. DT: Antonio Mohamed.
Suplentes: Sebastián E. Gomez, Damián Nieto, Juan M. Sosa, Héctor M. Núñez.
Godoy Cruz Antonio Tomba (Mza): 0
Sebastián Torrico; Darío Salomón, Juan Herbella, José Devaca, José Cárdenas; Enzo Pérez, Gustavo Pinto, Mariano Torresi, Diego Villar; Mauro Poy y Martín Arzuaga. DT: Juan Manuel Llop.
Suplentes: Nelson M. Ibáñez, Salustino Candía, Esteban S. Buján, Hernán L. Buján.

Cambios: ST: Al inicio: Osvaldo Miranda por Arzuaga (GC), 8´ Nicolás Olmedo por Torresi (GC), 25´ Yusuke Kato por Milano (H), 30´ Raúl Gordillo por Coyette (H), 34´ Hernán Vigna por Barrientos (H), 38´ Gabriel Vallés por Salomón (GC).

Amonestados: Cristian Díaz (H), Juan Manuel Herbella (GC), Gustavo Pinto (GC), José Cárdenas (GC), Diego Villar (GC), Walter Coyette (H), Cristian Cellay (H), José Devaca (GC) .

Expulsado: Gustavo Pinto (GC).

Goles: PT: 19´ Walter Coyette. ST: 4´ Joaquín Larrivey.

Árbitro: Pablo Lunati (por fin uno que nos dirige en forma imparcial!!!).

Jueces Asistentes: Sergio Cagni y Hernán Maidana.

Estadio: Tomás Adolfo Ducó

Comentario: Agustín Romero / Síntesis: SQ / Fotos: Gentileza Fotobaires

8 comentarios:

Anónimo dijo...

De onda loco, yo soy cuervo y d verdad kiero q suba Huracan... Es en serio... Kien puede olvidar esos clasicos q nos hacian jugar los Domingos a la mañana... Yo d verdad extraño ese clasico posta q teniamos... Tambien lo digo xq Belez se mal copo y nos kiere d clasico... El Clasico es con Huracan! Como cuervo d ley, espero q vuelvan a Primera y q todo vuelva a ser como antes... Las previas y la semana despues se viven a full solo si jugas con tu rival d toda la vida... Saludos y suerte! (Esto no kita q despues cantare en contra d uds en la cancha, no? Jajaja) Extraño el Tomas A Duco...

Anónimo dijo...

felicitaciones huracan !!! como hincha del grana a muerte espero volverte a ver.

Pelado dijo...

Felicitaciones!! Huracan para mi siempre fue de primera, y el turco se merecia esto..

Saludos de un Xeneize!

Salud!!

La numero uno dijo...

Felicitaciones! Bienvenidos otra vez... no veo la hora de golearlos en el Cilindro

La guardia Imperial

Anónimo dijo...

Soy hincha fanatico de Racing, pero la veradad me alegro que el globo vuelva a primera, no se si por el tremendo odio que le tengo a CASLA o porque en algun punto somos dos hinchadas igual de sufridas!

FELICITACIONES!!!!!

Anónimo dijo...

Nano:
Me hizo inmensamente feliz el ascenso del Globo. Gracias a tu pasion por este equipo es que sin ser hincha, fanatica ni mucho menos conocedora del tema, es que hoy puedo alegrarme y festejar.
Grandisima la emocion q me hicieron sentir, vos con tus post y el glorioso Huracan con este ultimo partido...

Groso!
Volve con los post en tu queridisimo Wasted Talent y el de Zochi.

Saludos!

Lucila Comeron dijo...

Para el anónimo que no firma el post felicitando a Nano, lamento desilucionarte pero no es él quien hace -y escribe- a pulmón este blog. De todas formas, gracias por tu apoyo.

Lula

Mariano Feuer dijo...

Es muy cierto... La autora del Blog es Lula... Quien sos Anonimo? :o)

M